El invento de la Chimenea

Resultado de imagen de old fireplace

Es un sistema usado para evacuar gases calientes o malos olores y humo de calderas, calentadores, estufas, hornos, fogones u hogares a la atmósfera. Como norma general son completamente verticales para asegurar que los gases calientes puedan fluir sin problemas, moviéndose por convección térmica (diferencia de densidades).

En los primeros tiempos de la civilización occidental, los primeros hombres colocaban agujeros en el suelo para hacer fuego en las casas para calentarse. Tanto es así, que los griegos y romanos ya usaban sistemas de calefacción central parecidos a los hornos que usaban fuera de su casa, con los que calentaban la casa y el agua que utilizaban.

Cuando empezaron a construirse edificios de varias plantas, las chimeneas empezaron a usarse fuera de la vivienda, construyendo con piedras la salida de ventilación.

Como nota curiosa, cabe decir que las primeras chimeneas disponían de ventilación horizontal, lo que provocaba problemas con el humo. Más tarde, en el siglo XVII, el príncipe del Imperio Romano-Germano Rupert Da Rin, creó una rejilla que permitía entrar el aire por debajo del combustible, con lo que así el fuego duraba más tiempo y echaba a un lado la ceniza. Su diseño también contemplaba un conmutador de flujo de aire, que permitía salir o entrar al aire. Chimenea de Pensilvania

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *