Invento de la Caldera

Es una máquina o dispositivo de ingeniería diseñado para generar vapor, este vapor se genera a través de una transferencia de calor a presión constante, en la cual el fluido, originalmente en estado líquido, se calienta y cambia su fase a vapor saturado.

Las primeras calderas tuvieron el inconveniente de que los gases calientes estaban en contacto solamente con su base, y en consecuencia se desaprovechaba el calor del combustible. Debido a esto, posteriormente se les introdujeron tubos para aumentar la superficie de calefacción. Si por el interior de los tubos circulan gases o fuego, se les clasifican en calderas pirotubulares (tubos de humo) y calderas acuotubulares (tubos de agua).

Hasta principios del siglo XVIII se usó la caldera para teñir ropas, producir vapor para la limpieza, etc., hasta que el físico francés Dennis Papin (1647-1712) creó una pequeña caldera llamada “Marmita” en 1769. Se usó vapor para mover la primera máquina homónima, la cual no funcionaba durante mucho tiempo, ya que utilizaba vapor húmedo (de baja temperatura) y al calentarse, ésta dejaba de producir trabajo útil.

Luego de otras experiencias, el ingeniero mecánico escocés James Watt (1736-1819) completó en 1776 una máquina de vapor de funcionamiento continuo, que usó en su propia fábrica, ya que era un industrial muy conocido.

Caldera La Mont

Esta caldera la inventó en 1928 el ingeniero de la marina estadounidense Walter La Mont (1889-1942). Esta caldera se desarrolló con la colaboración de constructores de calderas europeos, concretamente británicos y alemanes. La caldera La Mont era una caldera de acoutubular o multitubular de circulación forzada y del tipo de recirculación.

En el hogar de la caldera se encuentra el vaporizador formado por delgados tubos de acero que rodean totalmente a dicho hogar excepto por el frente el cual va revestido de tubos refractarios en dicho frente están practicadas las correspondientes aberturas para los quemadores y puertas de los hornos donde se puede quemar indistintamente fuel o carbón pulverizado.

En 1929 se fundó en Berlín la "Sociedad de La Mont Kessel y Energía Industria GmbH", pero aquí las construcciones para la caldera del buque elaborado por la caldera de gas de escape, los principales motores Diésel eran aguas abajo de la utilización del calor residual.

En la década de 1930, la caldera La Mont tuvo bastante éxito en la armada alemana, donde fue probada y utilizada. En aquella época en Alemania la caldera La Mont, compitió con la Caldera Benson, creada por el checoslovaco Mark Benson (1914-1922). El crucero de clase alemán Admiral Hipper (1937) y el inacabado portaaviones Graf Zeppelin (1938) montaron la caldera La Mont.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *