Invento del Correo Postal

La comunicación por medio de documentos escritos enviados de un punto a otro con un intermediario data desde aproximadamente la invención de la escritura. Sin embargo, el desarrollo del sistema postal formal surgió mucho más tarde.

Los primeros usos documentados de un sistema organizado provienen de Egipto, donde los faraones utilizaban mensajeros para la difusión de sus decretos en el territorio del estado (2.400 a. C.).

El egiptólogo francés Gaston Camille Charles Maspero (1846-1916) halló, al descifrar ciertos jeroglíficos, que estos eran referencias claras a los correos del faraón.

Esta práctica muy probablemente tenga sus raíces en una práctica anterior de mensajería oral. Los correos son conocidos desde la antigüedad, entre jefes, soberanos y otras instituciones de la época, principalmente entre eminentes y personajes de altas jerarquías, con letrados, cónsules, gobernadores, etc, y después como organización estatal para uso de todos los ciudadanos.

En la tradición babilónica existen cartas fechadas en el año 1.800 a. C. En el Antiguo Testamento se menciona cómo se realizaban servicios que transportaban cartas del rey y sus príncipes a través de Israel y Judá alrededor del 700 a. C. En China, el filósofo Confucio (551-479 a. C.), ya habla de la Posta Real y fue inventada en 900 a. C.

El historiador griego Heródoto de Halicarnaso (484-425 a. C.) hace grandes elogios de las postas persas y dice que el rey de Persia Ciro II el Grande (590-530 a.C.), utilizaba las postas a caballo.

Al parecer, hombres y cabalgaduras, estacionados a determinadas distancias, recibían los mensajes y los iban transmitiendo rápidamente de un sitio a otro sin que nadie los pudiera desviar de su cometido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *