Invento del Colchón

invento del colchon

Es una pieza almohadillada y flexible que se coloca sobre la cama y se utiliza para dormir. El colchón relleno de lana llegó a Europa tras las Cruzadas, cuando los europeos adoptaron la costumbre árabe de dormir sobre cojines.

El nombre deriva del latín “culcĭta”, que significa colcha o cobertura de cama. En la Antigüedad, los colchones constaban de una funda rellena de materiales orgánicos como paja, lana, hojas, etc. que eran nido de pequeños insectos (ácaros, pulgas, chinches) por lo que había que ventilarlos y airearlos periódicamente.

Los colchones de lana fueron populares en Europa hasta bien entrado el siglo XX. En algunos países, existía la figura del colchonero que era una especie de artesano que viajaba de pueblo en pueblo aireando, rellenando y ahuecando los colchones de lana.

En el siglo XVI se lanzó en Francia el colchón de aire que gozó de un limitado periodo de éxito, al igual que en el siglo XVII en Londres. A principios del siglo XVII aparecieron en Inglaterra los primeros colchones de muelles.

El problema es que, al tratarse de muelles cilíndricos, no se comprimían, sino que se vencían hacia el frente y los laterales. A mediados de la década de 1850 se comenzaron a fabricar, todavía de forma artesanal, muelles cónicos que facilitaban su compresión vertical.

Uno de los colchones más populares en Estados Unidos fue lanzado en 1925 por el fabricante Zalmon Gilbert Simmons (1828-1910) y se denominó “Beautyrest”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *