Invento del Brasero

Es un recipiente en el que se echaban y conservaban las brasas o “ascuas” para calentarse. Más tarde, se llamaría brasero a ciertos depósitos de brasas ardiendo, como el compartimento superior de las calderas de calefacción de combustible sólido. Hoy en día la mayoría de los braseros son eléctricos, por que con esta nueva tecnología se evita el llamado “tufo” o intoxicación por los gases tóxicos que desprende el brasero de metal.

En diversos museos arqueológicos, se muestran objetos considerados como antecedente del brasero en Etruria y Roma, y sobre todo el Brasero de Pompeya. Por lo general fabricados en bronce, tienen formas cuadrangulares, circulares y oblongas; se apoyan sobre pies en forma de ruedas o de garras de animales, o en trípodes, y algunos llevan ricos adornos en relieve.

Su uso como pebeteros, en principio, era más religioso que termodoméstico. Así parecen indicarlo también los ejemplos encontrados en España, de braseros ibéricos del siglo VII a. C. El precedente más antiguo del brasero occidental es el llamado "Korsi" procedente de Persia, la actual Irán, estos braseros eran empleados entre otras ocasiones con motivo del festejo persa de la Yalda.

En la América Precolombina, también existen numerosos artilugios similares, desde el "Tlecaxitl" azteca de usos religiosos, hasta los braseros-hornillo. Y en Japón existe un ingenio parecido, llamado "Kotatsu".

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *